Estrato 1 en Colombia características

Aunque muchas veces las personas le dan otra connotación a la palabra estrato social, en Colombia, de acuerdo a la ley este se refiere a una clasificación socioecomica de las viviendas y las zonas donde están ubicadas.

En muchos casos se puede establecer una relación con el estrato social asignado a determinadas zonas y las condiciones de vida de las personas que las habitan.

Esto a su vez garantiza que en cuanto al cobro de los servicios públicos se refiere, se les asignen subsidios tarifarios a las personas más necesitadas.

En la escala de estratificación de Colombia, el estrato 1 es el estrato socioeconómico más bajo.

Características del estrato 1

Las viviendas que componen esta estratificación socioeconómica, suelen ser viviendas que tienen deficiencias en su infraestructura física. Se caracterizan por ser viviendas en materiales en obra gris, en los mejores casos.

La mayoría de estas viviendas son fabricadas en materiales como tablas, lonas, cartones, latas, entre otros, que no garantizan unas condiciones de vida digna.

Suelen estas ubicadas en cerros, montañas, cerca de ríos y en zonas que no son aptas para ser habitadas. Por lo general no cuentan con todos los servicios públicos básicos como: agua, luz y gas natural.

¿Qué beneficios tienen?

En cuanto a los servicios públicos, los inmuebles catalogados como estrato 1, tienen un subsidio en la tarifa de consumo mensual. Este subsidio no puede ser superior al 70% del valor del servicio público utilizado.

Por las características de la población que se encuentra en viviendas de este estrato, son candidatos a ser partícipes de los diferentes programas sociales del estado. Para poder acceder a estos programas las personas deben ser previamente caracterizadas mediante la encuesta del Sisbén.

Los posibles beneficios que pueden llegar a recibir son:

  • Inclusión en el régimen subsidiado en salud.
  • Programas del bienestar familiar colombiano, orientados a la primera infancia, infancia y adolescencia.
  • Programas como familias en acción, jóvenes en acción y otros programas de carácter educativo.
  • Subsidios económicos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *